Declaración para los medios de comunicación, 10/05/2009 – el 21er día del bloqueo

La administración de la Facultad anunció en los medios de comunicación que iba a organizar las clases en localidades alternativas y de esa manera asegurar el transcurso normal del proceso de enseñanza. Cada persona que tenga una idea aproximada de las capacidades espaciales necesarios para llevar algo así al cabo sabe que se trata sólo de una “maniobra de Potemkin” más. Bajo la presión de la Oficina del Rector y el Ministerio, la Administración quiere a todo trance dar la impresión de controlar la situación, es decir, mostrar que está capaz de encontrar la solución más o menos satisfactoria.

El hecho de que, a pesar de que se trata de algo técnicamente irrealizable, se mete a organizar localidades alternativas para las clases demuestra claramente cuales son las prioridades de los que están dispuestos de montar ese espectáculo. El hecho de que la preocupación principal de los superiores obviamente es asegurar la impresión de normalidad también dice algo sobre la natura de la “normalidad” cuya devolución ahora se simula por fuerza. Demuestra que la normalidad tal como la ven los superiores, desde la Administración a través de la Oficina del Rector hasta el Ministerio y el Gobierno, excluye la posibilidad de aceptar la petición dirigida desde abajo.

El intento de dar la impresión del funcionamiento normal es un intento más de borrar y negar los acontecimientos del bloqueo estudiantil, y con eso su sentido político. Se trata de una estrategia más de hacer oídos sordos, un intento de los burócratas en el poder de fingir que, en realidad, no ha pasado nada.

Invitamos a profesores y estudiantes que no acudan a ese intento de montar la normalidad cuya única función es borrar silenciosamente la aparición de la violencia social a la que ese bloqueo ha tratado de señalar y oponer. Esa es la violencia de la abolición de igualdad a través de la abolición del derecho a educación para todos.

Tags:

Leave a Reply