Declaración para los medios de comunicación, 18/05/2009

El bloqueo de clases en la Facultad de Filosofía y Letras entra en la quinta semana. En la temporalidad específica de circunstancias extraordinarias como las en las que nos encontramos, cada semana adicional adquiere el carácter de un aniversario amargo. Ya lleva cinco semanas que marcamos la misma cosa: la indeferencia muda de las autoridades, su sordez sistemática para la petición que va contra la trayectoria de progreso social marcada por burócratas y tecnócratas, sin la participación del público y de los que están directamente afectados por sus decretos. Esa es la quinta semana seguida en la que, a través de ignorar la petición para la educación gratuita, las autoridades mandan el mismo mensaje sobre si mismos. La idea de democracia digna de tal nombre no debería responder a la petición con silencio. El silencio de las autoridades ante nuestra petición es un indicador del poder arbitrario. El silencio del público ante ese hecho significa la capitulación de la democracia.

Tags:

Leave a Reply