Declaración para los medios de comunicación, 17/05/2009 – el 28° día del bloqueo

Ayer fue el día del silencio preelectoral en anticipación de las elecciones locales. El hecho de que los partidos políticos están obligados a desistir de abuchear y de la rivalidad retórica sirve como indicador de la madurez democrática de todos los involucrados. Un día de contención impuesta por la ley se ve como el umbral que separa un regular procedimiento democrático de pura manipulación.

Sin embargo, somos testigos de un silencio que ha durado más largo que eso, y que da un testimonio distintamente diferente del concepto de la responsabilidad democrática para los que son, en teoría, los oficiales de democracia e interés público. Por un mes, silencio ha sido la única respuesta de las autoridades a la demanda de la educación libre. El rechazo del Ministerio y el Gobierno a aceptar su papel de recipientes de la demanda es un testimonio indisputable de su idea de responsabilidad democrática y del propósito del servicio civil. Hoy es el día de las elecciones locales. Según la frase usada repetidas veces por la gran parte de los medios, el Día de la Elección es comúnmente elevado al Día de Democracia. El mes pasado ha sido una fiable prueba amarga de la normalidad democrática en que nosotros deberíamos consentir. Eso implica la autocracia y el silencio de las estructuras burocráticas en poder y su obvio desdén hacia las demandas dirigidas por la defensa del interés público. Nos hemos rebelado contra este pensamiento. Nadie consciente del hecho de que la democracia no es solamente una ceremonia que practicamos mientras los días festivos prescritos, mientras que el resto del tiempo ella pertenece a la autocrática elite burocrática, debería consentir en eso. La democracia es el derecho a participar en tomar decisiones, en asuntos que interesen el público y por eso hay que defenderla cada día.

Tags:

Leave a Reply